martes, 21 de septiembre de 2010

LOS PERUCOS DE LA TIA NISIA

Ayer convidé a perucos del árbol de la foto a unos vecinos de Porres que me contaron que hace muchos años unos niños del pueblo se subieron a robar perucos de un árbol igual que había en la huerta de mi bisabuela Dionisia. Ella los vió y, como era una mujer de armas tomar, se colocó debajo del arbol a esperar a que bajasen para darles unos pescozones. Ellos se vieron que no podían bajar sin daño y al cabo de un rato de estar así se les ocurrió que los mismos perucos les podian servir para salir de aquella. Llenaron los bolsillos de ellos y empezaron a bombardearla hasta que se apartó del arbol y pudieron bajar y salir por piernas.
Así que la Tia Nisia (como la llaman en el pueblo) no sólo no les pudo dar los pescozones que pretendía sino que además le tocó recibir unos cuantos perucazos.

1 comentario:

Mercedes dijo...

yo a esta señora la conocí hace muchos años y era muy simpática y nos contaba muchas cosas.